Autora: Isabel García. Ingeniero técnico industrial.

El pasado 20 de Junio, Josep Ortí, Carlos Valera y yo misma, tuvimos la oportunidad de asistir a una jornada técnica organizada por IFMA España, acerca del impacto de la tecnología y el Blockchain, aplicado al Facility Management y el sector de los servicios.

Esta jornada tuvo lugar en las oficinas de Steelcase en Madrid. El evento contó con las intervenciones de Teo Manzano, director de Marketing y Desarrollo de producto de Steelcase; Mónica Villas, Tecnical Executive de IBM; Víctor Sánchez, Blockchain Specialist en Indra y Pedro Sánchez Álvarez y Víctor Tomás, Business Analytics en CBRE.

¿Qué es el Blockchain?

El término Blockchain es un término referido a la  tecnología Bitcoin, en la que la Blockchain es una parte integrante de ella.

Una cadena de bloques (Blockchain), es una base de datos que registra bloques de información y los entrelaza para facilitar la recuperación de la información y la verificación de que ésta no ha sido cambiada. Los bloques de información se conectan unos con otros y así sucesivamente hasta llegar al bloque de origen.

La cadena de bloques es almacenada por todos aquellos nodos de la red que se mantienen en sincronía con ésta. Cada bloque perteneciente a la cadena de bloques contiene información referente a las transacciones relativas a un periodo, desde su origen hasta el punto actual. La información contenida en cada bloque es registrada de forma segura y verificable y no se puede cambiar la fecha de entrada de la información, y cualquier intento de manipulación quedará reflejado en ella. El paso de un bloque a otro solo se puede realizar con el consenso de todas las partes integrantes.

Simplificando,  una cadena de bloques es esencialmente un registro digital  que es compartido entre muchas partes diferentes; solo puede ser actualizado a partir del consenso de la mayoría de participantes del sistema y, una vez introducida, la información nunca puede ser borrada.

La tecnología “Blockchain” ahorra tiempo y costes, reduce los riesgos y ofrece una total transparencia, dado que una vez que las partes involucradas en la transacción dan el visto bueno a la operación ésta se lleva a cabo en tiempo real y usando redes consensuadas en las que cada uno de los participantes avalan la veracidad de los datos, y la trazabilidad de los mismos.

Aplicaciones

Actualmente la tecnología “Blockchain” tiene aplicación en multitud de sectores: transacciones bancarias, transporte, pago en modalidad, inmobiliario, etc.

Un ejemplo, en el sector inmobiliario, sería el posible uso de los flujos de contratación en centros comerciales o el proceso de reserva y compra en viviendas residenciales.

La mayoría de los ponentes estuvieron de acuerdo en que la tecnología “Blockchain” se acabará implantando en el sector servicios, todo es cuestión de que “alguien se anime”.

Durante la jornada además se hizo referencia a un artículo muy interesante acerca de esta tecnología, elaborado por ARUP. Para leerlo, haced click aquí.

Conclusiones

Tal y como se comentó en la jornada: “La tecnología ha venido para quedarse y simplificarnos, en muchos casos, toda nuestra actividad. En este sentido irrumpe en nuestro mercado, cada vez más globalizado, la tecnología “Blockchain”, una herramienta que nos permitirá conocer la situación real, actualizada y sin posibilidad de manipulación de todo nuestro entorno y en el ámbito de los negocios, crear un entorno transparente con el fin de ofrecer toda la información necesaria para contratar libremente y en cualquier momento con el mejor proveedor y seguramente al precio más justo”.

Ahora bien, yo planteo una pregunta, ¿será posible implantar la tecnología “Blockchain” en el proceso constructivo?