La tecnología Smart Building y el Facility Management

 

Josep Ortí i Llop – Director Gerente de TEST JG

Este artículo pretende aportar y sobretodo, ordenar, algunas de las ideas del sector del Facility Management con las tecnologías de Smart Building y otras asociadas. Para comenzar, destacamos el siguiente esquema de definición de los elementos de un proyecto Smart Building:

 

Objetivos

Los objetivos principales que se deben conseguir en la aplicación de la tecnología Smart en los edificios son: la mejora de la productividad, eficiencia y coste, y desarrollar un nuevo servicio que trata la interacción con el usuario.

En el primer punto, habitualmente puede pensarse en la eficiencia y ahorro energético. Sin embargo, la paradoja está en que este aspecto tiene un impacto muy bajo respecto al aumento de la productividad que puede conseguirse por la mejora del interior, así como poder incrementar más la densidad de personal que en edificios convencionales. Así, según diversos estudios, la mejora del confort individual y la calidad del aire interior en edificios de oficinas aumenta la productividad entre un 1% y un 5%.

En el ámbito de la interacción con el usuario, se destacaría la mejora en reservas de espacios de trabajo, menús y otros servicios. Véase (en el cuadro) el caso de un edificio de oficinas habitual respecto a otro con tecnología Smart (coste estimado adicional de 115€/m2) y  su comparativa de inversión.

Smart Facility Management

La integración de la tecnología de Smart Building sobre el Facility Management supone los siguientes beneficios sobre las personas, puestos de trabajo y procesos: mejora en el ciclo de vida de los equipos y activos en general; optimización de espacios y puestos de trabajo; reducción de los tiempos de operación; rutinas de control ambiental local; transformación del mantenimiento preventivo habitual al mantenimiento predictivo y, por tanto, optimización de los recursos; integración del software de Facility Management en el modelo Smart; disponer de tendencias de diversos parámetros como confort; análisis de datos y aplicación de modelos comparativos; y mejora en la experiencia de los usuarios: reservas de espacios, servicios, menús, aparcamiento.

Facility Management en transformación

El Facility Management permite obtener las prestaciones solicitadas en tencología Smart Building mediante un equipo de profesionales de alta especialización. Para ello, será necesario en los profesionales del sector de FM: la ampliación en el conocimiento de la metodología de análisis de datos; BIM, con toda la información existente sobre nuestro edificio; integración del software de Facility Management y BIM; privacidad de los usuarios y, por supuesto, en ciber-seguridad; fabricantes ya que no todas las interfaces son compatibles; y la tecnología, debido a la rápida obsolescencia.

Conclusiones

  • El retorno de la inversión en un edificio Smart está más en el aumento de productividad y eficiencia que en el ahorro energético (para oficinas).
  • Transformación del modelo de Facility Management en mejora de operaciones y análisis de datos.
  • Importancia de la tecnología del Facility Management como elemento integrador, así como de herramientas (software) de Facility Management vinculado directamente con BIM, geolocalización exterior e interior, realidad aumentada y eficiente.
  • Y, como siempre, teniendo en mente el principio de coste de ciclo de vida como motor de las acciones.